3 de marzo de 2017

Las 5 claves del éxito en la elaboración paquetes vacacionales

Crear experiencias inolvidables para los clientes, ha dejado de ser importante para convertirse en la MÁXIMA de cualquier alojamiento turístico que se precie. Qué decir tiene que esto repercute notablemente en el departamento de animación y de manera muy especial y significativa en nuestra programación de actividades.


Para que podáis entenderme, todo calendario tiene unas fechas señaladas que no podemos eludir a la hora de crear un proyecto de animación para un alojamiento turístico, principalmente si trabajas de manera continua o anual. Estas fechas son San Valentín, Carnavales, día del padre, día de la madre, Semana Santa, Navidades. A estas hay que añadirles aquellas fechas que son significativas para la localización del destino, es decir, las fiestas que denominaremos “locales” como son las Fallas, San Fermines, días de la Comunidad donde se encuentra ubicado, etc. Pero además, hemos ido adquiriendo fiestas “ajenas” a nuestro calendario y que, algunas más que otras, se han ido instaurando en nuestra sociedad como Halloween o la Oktoberfest. Por último debemos añadir efemérides que algunos hoteles, como es el caso de la Cadena Poseidón, celebran de una manera ya muy arraigada como “La Hora del Planeta”.


La Hora del Planeta - Hoteles Poseidon



Todo esto se traduce en la necesidad de crear paquetes vacacionales atractivos con las temáticas anteriores y que debemos incluir el planning de cada proyecto de animación.


Con esto conseguimos dotar al departamento de animación de una gran cantidad de recursos que el hotel aprovechará para lanzar sus paquetes promocionales a lo largo del año, dejando a un lado la estacionalidad propias del verano, la Semana Santa y las Navidades.  


Ahora bien, nuestro trabajo es dar forma “animada” a estas propuestas. Debemos ser capaces de que el cliente, desde el momento en que entre por la puerta y llegue al check-in o recepción, se vea envuelto, desde ese primer instante, del ambiente que le va a acompañar durante toda su estancia en el alojamiento turístico.




Aquí todos los detalles cuenta, por tanto no debemos nunca dejar nada a la improvisación. Aquí juega un papel sumamente importante la planificación y sobre todo, la profesionalización del departamento de animación turística.


Es difícil plasmar en un solo artículo, todo el trabajo a realizar, pero sí que hay que tener en cuenta 5 factores imprescindibles para lograr con éxito “tematizar” cada uno de los paquetes vacacionales.


1. Características del Alojamiento. No me canso de repetir, que todo proyecto ha de ser realista con las características y posibilidades físicas del propio alojamiento. No todo vale en todos los sitios.

2.- El Cliente. Debemos saber y conocer las características o tipología de cliente que se aloja en esa temporada: si es senior o familiar, si alberga más ingleses, alemanes o turismo nacional…..

3.- Tener información previa y veraz de las características de la temática. No podemos ofrecer un paquete vacacional con una temática de la que desconozcamos sus orígenes, tradición, vestimenta, etc.  


Una vez tenemos claras estas premisas pasamos a definir nuestro propio trabajo en función de las características anteriores:


3. La decoración. El cliente cuando llegue al destino deberá ver un carácter diferenciador, un ambiente envolvente y que lleve al cliente al lugar donde queremos trasladarlo. Hoy en día hay muchas opciones para las decoraciones con diferentes técnicas y de las que podremos hablar en otro artículo más adelante.


4. El Vestuario. Ésto es algo que también hay que cuidar mucho, elegir un vestuario y maquillaje acorde con la fiesta que queremos recrear. Hemos de intentar ser los más convincentes y creíbles.



5. Actuaciones. Tendremos que marcar las actuaciones y actividades que realizaremos durante nuestro paquete especial, photocalls, talleres, espectáculos, etc.

Como véis nada se deja a la improvisación en un buen Departamento de Animación.